Prensa francesa (cafetera de émbolo). ¿Cuál comprar?

La prensa francesa, también conocida como cafetera de émbolo, te ofrece la posibilidad de disfrutar del café de verdad, el intenso. De hecho, por mucho que las automáticas hayan llegado a nuestras vidas, sí que es cierto que los verdaderos amantes del café siguen encontrando que no hay nada como lo de siempre. Por eso, en este post te vamos a contar cuál es la mejor prensa francesa y te ofrecemos una comparativa para que lo sepas todo de estos modelos.

¿Cuál es el mejor modelo de prensa francesa?

Nos hemos fijado en dos modelos que destacan por su gran calidad-precio y por las opiniones de los consumidores que ya las tienen. De este modo, podrás disponer de una cafetera de émbolo al mejor precio y asegurando la máxima calidad en cuanto a funcionamiento y a diseño.

Bodum Brazil (20€)

Como te decíamos, la calidad-precio es importante y ya te avisamos de que el modelo Bodum Brazil es la mejor en cuanto a estos dos puntos.

Características técnicas

  • Capacidad. Su depósito te permite hacer un total de ocho tazas sin problemas.
  • Filtro. Esta parte es la más importante en una cafetera de émbolo y, en este caso, el suyo te asegura un buen filtrado del café para que el resultado sea el perfecto.
  • Diseño. Tiene una gran durabilidad, es robusta y resiste al calor a pesar de estar hecha de cristal. Además, por si fuera poco, resulta muy sencilla de limpiar. Cuenta con una tapa de seguridad para que no salpique el café y con su diseño compacto la podrás llevar allá donde desees.

Ventajas. Por alrededor de 20 euros tienes una cafetera de émbolo que te ofrece una gran calidad. Su diseño te encantará y queda perfecta en cualquier estilo de cocina.

Desventajas. No retiene mucho el calor aunque, realmente, este tipo de cafeteras no se fabricaron para ello.

Conclusión. Por el precio que tiene no le puedes pedir más. Si buscas una prensa francesa que te dé la oportunidad de disfrutar de un buen café y que sea barata, es tu elección.

Aeropress (30€)

Se ha convertido en una de las más famosas en los últimos tiempos y es perfecta si quieres llevártela de viaje o a donde desees.

  • Funcionamiento. Esta cafetera francesa es algo diferente a la anterior ya que lo que hace es forzar el agua a través del café. De hecho, su sistema es muy parecido al de la espresso.
  • Sabor del café. Es una de las cafeteras de émbolo que mejor hacen el café. El sabor y el aroma del café de verdad, se nota. Eso sí, tiene un cierto parecido al café americano.
  • Diseño. Tiene una forma algo extraña, se parece entre un tubo neumático pequeño o una jeringuilla larga. Los materiales usados te aseguran una larga durabilidad.
  • Capacidad. Solo tiene capacidad para una taza a cada vez. Es individual.

Ventajas. Por el precio que tiene el café que realiza es bastante decente. Además, el hecho de que sea compacta la hace perfecta para llevar de un sitio a otro.

Desventajas. Puede resultar algo complicado utilizarla al principio pero cuando le cojas el truco será muy fácil.

Guía completa de la cafetera de émbolo

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre la cafetera de émbolo, desde su funcionamiento a su método de mantenimiento. Así que, si estás pensando en comprar una, aquí encontrarás toda la información.

¿Qué es una cafetera francesa?

La cafetera francesa siempre ha tenido muchísimo éxito entre los consumidores gracias a su sencillez. Está claro que su diseño y funcionamiento ha mejorado mucho desde su invención y, desde el primer día, ha cumplido su misión, presionar el café para que el sabor salga mucho mejor.

Las tres partes de una cafetera émbolo

Pese a tener otras partes pequeñas, cuenta con tres elementos básicos que podemos destacar y sin los cuales no podría realizar su función: el contenedor, el émbolo y la tapa. En el contenedor  es donde se encuentra el café y el agua. En la mayoría de los modelos puede llegar a servir de jarra. Puede estar hecho de cristal, plástico o acero.

  • El cristal. Es perfecto a la hora de recibir la mezcla y queda genial. Eso sí, cuenta con la desventaja de que se puede romper de forma fácil.
  • El plástico. No es muy recomendable para hacer café ya que puede dejar gusto, al contrario que el cristal, cuesta más en romperse.
  • El acero. Ni interfiere con la mezcla ni se rompe, su única desventaja es que al ser opaco no puedes ver lo que pasa dentro.

Tutorial. ¿Cómo hacer café con una prensa francesa?

Funciona de forma muy diferente al resto de las máquinas ya que, en principio, el agua tienes que calentarla aparte y, además, el grano tiene que tener justo la medida perfecta.

  • Dosificar el café. Puedes hacerlo tanto por peso como por volumen aunque nosotros te recomendamos que lo hagas siempre por peso. La razón es sencilla, sabes que así, en el momento en el que cojas el punto, tendrás la cantidad exacta de café que tanto deseabas. Si prefieres el volumen, puedes probar a poner una cucharada de café por tres de agua si te gusta fuerte, o una por cada cuatro de agua si te gusta más suave.
  • Muele el café y hierve el agua.
  • Añadir el café y el agua a la prensa. Una vez esté ya hirviendo, te aconsejamos espera 30 segundas a echar el agua. Así conseguirás una muy buena mezcla.
  • Remover. Si viertes el agua poco a poco no deberías tener problema de colapso de café,  eso sí, para asegurarte, te recomendamos que remuevas al menos una vez la parte superior para que todo el proceso sea perfecto.
  • Espera unos cuatro minutos. Es el tiempo necesario para que el café y el agua se unan y creen el café perfecto. Los expertos aseguran que entre 2,5 y 6 minutos es el tiempo que debe esperarse. Por eso, los 4 minutos creemos que es el tiempo ideal.
  • Servir el café. Ahora ya puedes servir el café y, sobre todo, disfrutar de él.

Tres errores a la hora de usar tu cafetera de émbolo

Es uno de los métodos más simples a la hora de preparar café, tan solo tienes que molerlo, calentar agua y verterla. Así de simple. Aun así, hay tres errores muy comunes cuando los usas. Te advertimos para que no caigas en ellos.

No moles el grano bien. Es el paso más importante de todos y, si no lo haces bien, el resultado de la mezcla puede ser un desastre. Estas máquinas no necesitan que el grano esté demasiado picado, así que, no muelas mucho. Por cierto, intenta siempre que el grano sea fresco. Un truco para saber si está bien hecho, es al intentar presionarlo. Si ves que ofrece mucha resistencia es que el grano es demasiado fino.

Usar la cantidad de café que no toca. Antes te hemos comentado más o menos como eran las medidas. Esto depende mucho de ti y por eso te aconsejamos que vayas probando. Haz diversas pruebas hasta que encuentres la cantidad perfecta para ti. Recuerda que puedes hacerlo tanto a peso como a volumen. De hecho, puedes hacerlo de ambos modos para los momentos en los que no tengas a mano una balanza.

No dejes el café en el recipiente una vez lo hayas presionado. La razón es porque la máquina seguirá haciéndolo aunque tú creas que ya está todo. Así que, en el momento en el que lo hagas, retíralo y sírvelo.

Soluciones a otros problemas que puedan suceder

Existen otro tipo de problema a los que vamos a intentar poner solución:

  • El café es muy suave para mi. Por lo general significará que el molido es muy grueso. Puedes probar a picarlo un poco más (sin pasarse).
  • El café está amargo. Al contrario que en el caso anterior, aquí la picada es demasiado fina.
  • El café está muy fuerte. Espera unos tres minutos antes de retirarlo.
  • El agua tarda mucho en hervir. Eso es ajeno a la cafetera de émbolo, pero aun así es muy probable. Nuestro consejo es que hiervas solo lo que vas  a usar. De este modo, si hay menos, tardará menos tiempo.

Cómo limpiar la prensa francesa y su mantenimiento.

Es importanto a la hora de mantenerla limpia que enjuagues muy bien el filtro. Hazlo justo después de hacer el café para que no llegue a impregnarse demasiado. Lávalo a conciencia para no sejar rastros. Ten en cuenta que tener el filtro limpio hará que tu café salga mucho mejor. Si queda algún rastro del café anterior, esto hará que tu próxima taza de café no sepa como toca. Por cierto, cuando lo tengas lavado, sécalo bien para que no coja humedad.

Conclusión

Después de todo lo que te hemos ofrecido lo que tienes que tener claro son dos cosas básicas. La primera es que la cafetera de prensa francesa te permitirá conseguir tu café de la forma más tradicional y manteniendo un aroma intenso. Y, la segunda, es que recuerdes que el agua tiene que calentarse aparte. Con todo ello, si no eres muy fan de las cafeteras automáticas de cápsulas y de los nuevos métodos a la hora de prepara café, es posible que una cafetera de émbolo sea tu mejor opción. Los dos modelos que te hemos ofrecido cumplirán perfectament su función

Prensa francesa (cafetera de émbolo). ¿Cuál comprar?
Media de votos
Deja una respuesta