Cafeteras Dolce Gusto: Repaso y comparativa de todos los modelos

Cafeteras Dolce Gusto: Repaso y comparativa de todos los modelos
4 (80%) 1 vote

Modelos de la cafetera Dolce Gusto Jovia

Las cafeteras Dolce Gusto tienen una ventaja muy evidente que las convierte en la opción preferida por parte de muchas personas: cuestan menos que máquinas similares de la competencia.

¿Pero son igual de buenas? Como en todo, las hay mejores y peores, aunque en términos generales se tratan de cafeteras muy competentes. No en vano, los dos principales fabricantes de las cafeteras Dolce Gusto son Krups y De’Longhi, dos compañías especializadas en aparatos de cocina y con experiencia también en cuanto a cafeteras en general.

Todas las cafeteras Dolce Gusto tienen una cosa en común: su bomba de presión es de 15 bares, lo cual está muy bien y se sitúa justo por detrás del sistema Nespresso en cuanto a bares de presión. Todas ellas comparten, además, unos diseños muy atrevidos y modernos, incluso en las cafeteras de gama más básica, y que destacan no solo por su atrevimiento sino también porque suelen ser bastante compactas.

Puesto que los bares de presión son los mismos en todas ellas, hemos omitido este dato en la tabla comparativa. El resto de características las tenéis contrastadas a continuación.

Cafeteras Dolce Gusto manuales

Cafetera manual Dolce Gusto Oblo

Empezamos nuestro recorrido a través del catálogo de cafeteras Dolce Gusto por su gama más básica, la de cafeteras manuales, compuesta por los modelos Jovia, Oblo y Piccolo.

La más básica de todas es, seguramente, la Dolce Gusto Piccolo. De las tres, es la que tiene un depósito de agua más pequeño, exactamente de 600 mililitros, por los 800 mililitros de los que gozan los modelos Oblo y Jovia.

En cuanto al diseño, la Dolce Gusto Piccolo y la Jovia son similares. Ambas tienen un aspecto moderno, más alto que ancho y con formas redondeadas, que en el caso de la Jovia es una forma ovalada bastante peculiar. Distinto es el caso de la Dolce Gusto Oblo, con un aspecto más similar al de una cafetera clásica de hostelería pero en tamaño reducido.

En lo que importa, que es la preparación del café, las tres funcionan exactamente igual. En la parte superior tienen una palanca con tres posiciones, central, rojo y azul, que sirve para escoger entre bebidas calientes y frías o para detener la máquina. El método de preparación es completamente manual, esto significa que es el usuario el que ha de parar el flujo de agua cuando alcance la cantidad deseada.

Así pues, tras encender la máquina y esperar que el piloto del botón de encendido permanezca en verde, se coloca la cápsula en el compartimento para

Dolce gusto Piccolo : palanca con tres posiciones

estas, y a continuación se tira la palanca para el lado azul, si la bebida es fría, o para el lado rojo, si la bebida es caliente, debiendo devolver la palanca a la posición central para detener el flujo de agua.

La medición de las dosis de agua para cada bebida se realiza en función de los gráficos de 7 niveles que tienen dibujadas tanto las cápsulas como las cajas donde vienen estas. Para que te hagas una idea, las 7 líneas al completo equivalen a unos 200 ml, y una sola de ellas equivale a unos 40 ml. En cualquier caso, es el usuario el que establece la cantidad “a ojo”.

Este es precisamente el principal problema de las cafeteras Dolce Gusto manuales. La calidad del café de Dolce Gusto, sobre todo en las variedades de espresso, depende mucho de ajustar correctamente las cantidades, y con sus máquinas manuales resulta difícil acertar con la cantidad justa, sobre todo las primeras semanas.

En mi opinión, tanto la Piccolo, como la Jovia o la Oblo son cafeteras idóneas si se tiene decidido apostar por el sistema de cápsulas de Dolce Gusto y se va muy justo de presupuesto. En este sentido son máquinas estupendas, que acercan el café de calidad a personas que no quieren complicaciones y que no pueden permitirse nada mejor.

No obstante, la escasa diferencia de precio entre las cafeteras Dolce Gusto manuales y algunos modelos automáticos, de los cuales hablaremos a continuación, hacen recomendar la adquisición de alguno de estos últimos, más que nada por la comodidad que supone no tener que estar controlando la cantidad de agua para cada bebida.

Cafeteras Dolce Gusto automáticas con Play&Select

A partir de aquí, todas las cafeteras Dolce Gusto de las que hablaremos son automáticas. Sin embargo, diferenciaremos las que funcionan con el sistema Play&Select de las que funcionan con pantalla táctil.

El sistema Play&Select no es más que un ajustador de varios niveles para ajustar automáticamente la cantidad de agua especificada para cada cápsula, de tal forma que se detiene el flujo de agua de manera automática para una cantidad de agua óptima para cada bebida. Las cafeteras que gozan de este sistema son la Genio, la Genio Mini, la Dolce Gusto Mini Me y la Melody 3.

Dolce gusto : Play&Select

El funcionamiento de estas máquinas podría denominarse semiautomático. En función del nivel de agua recomendado en el gráfico de la cápsula, se ajusta en el nivel recomendado una primera palanca, y luego se acciona la segunda palanca de bebidas frías y calientes. La cafetera ajustará entonces la cantidad de agua fijada, deteniendo el flujo de agua automáticamente.

Este sistema es mucho mejor que el de las cafeteras manuales de Dolce Gusto que hemos visto previamente. Los cafés salen con la cantidad óptima de agua y es mucho más fácil lograr bebidas con buen sabor, por lo que satisfacción inicial es mayor desde el principio.

Las cafeteras Dolce Gusto automáticas siguen un patrón de diseño similar al de las manuales. Los modelos Genio, Genio Mini y Mini Me son prácticamente iguales en apariencia a la Piccolo, con la salvedad de ser un poco más grandes. De hecho, la Genio Mini solo tiene de “mini” el nombre, pues de forma un tanto extraña y paradójica se trata del modelo más grande.

La única que se sale un poco más del guión es la Melody 3, con un diseño realmente llamativo que evoca más a un robot que a una cafetera. Esta última, además, no tiene la característica palanca de selección de bebida fría o caliente, sino que es sustituida por sendos botones, y la selección del nivel de agua se realiza mediante un disco similar a una rueda de ratón.

El mayor tamaño de estas máquinas también les permite alojar depósitos de agua más grandes. En concreto, la Mini Me tienen 800 mililitros de capacidad, mientras que la Genio y la Genio Mini tiene 1 litro y la Melody 1,3 litros. Además, los modelos Genio y Genio Mini tienen la funcionalidad de taza XL, que aumenta el flujo de agua hasta los 300 ml, ideal para quienes les gusta el café muy largo.

Esta taza se coloca en una bandeja de goteo, extraíble en todo los modelos, y que además pasa a ser de acero inoxidable en la Genio, Genio Mini y la Melody 3.

Cafeteras Dolce Gusto automáticas con pantalla táctil

Regulación táctil del sistema Dolce Gusto

Saltamos por fin a la gama más alta de las cafeteras Dolce Gusto con la Dolce Gusto Drop y la Dolce Gusto Stelia. Ambas cafeteras tienen por supuesto un funcionamiento automático, pero ven sustituido el sistema Play&Select por una pantalla táctil más intuitiva.

El diseño cambia respecto a lo que hemos visto, con una apariencia más exclusiva, como por otra parte sería justo que correspondiera a una gama superior. El diseño de ambas cafeteras, inspirado en una gota de café, las hizo merecedoras del premio Reddot Design Award del 2016, destacando el jurado no solo su apariencia llamativa sino la gran funcionalidad de ambas.

La principal diferencia con las otras cafeteras automáticas de Dolce Gusto que ya hemos visto es su pantalla táctil, a través de la cual se escoge con un toque de dedo el nivel de agua recomendada para cada cápsula, y es a través también de la funcionalidad táctil que se elige la opción de bebida fría o caliente.

En esencia, este sistema es el mismo que el de las otras cafeteras automáticas, solo que es aún más sencillo y, desde luego, mucho más sofisticado, pues se sustituye el mecánico sistema de palancas por una pantalla táctil de luces LED que, sin duda, otorgan estilo y vanguardia a las cocinas más modernas.

La avanzada funcionalidad queda patente también en otros aspectos. Por ejemplo, ambas tienes un pequeño reservorio para cápsulas, siendo las únicas cafeteras Dolce Gusto que tienen esta característica. Además, gozan también de la funcionalidad de taza XL para cafés muy largos, y en el caso de la Dolce Gusto Drop la bandeja anti goteo plegable permite adoptar 4 tamaños de taza. En ambos casos, la bandeja es de acero inoxidable.

El tamaño es también algo a destacar. Pese a ser cafeteras más avanzadas mantienen un tamaño compacto, aunque por otra parte el depósito de agua no es algo extraordinario, siendo de 800 mililitros en la Drop y de 1 litro en la Stelia.

Deja una respuesta