Philips Senseo Original: La cafetera Senseo más barata

Aunque su café no goza del prestigio de Nespresso, hay una cosa que favorece al sistema Senseo, y es que sus máquinas las diseña Philips, que otra cosa no, pero de diseñar excelentes productos para el hogar sabe un rato.

En la Philips Senseo Original encontramos una de las cafeteras más sofisticadas que podemos encontrar por debajo de los 100 euros. Esto ya debería ser reclamo suficiente para que mucha gente se decida por ella, y en este artículo vamos a explicarte por qué decimos que es una cafetera sofisticada y los puntos clave por los que vale la pena comprarla.

Especificaciones

  • Potencia de 1450 vatios
  • Bomba de presión de 1 bar
  • Depósito de agua de 0,7 L
  • Surtidor doble
  • Botones para una o dos tazas automáticas
  • Apagado automático en 60 minutos
  • Dimensiones: 39,5 x 37 x 23 cm
  • Peso: 1,75 Kg
  • Disponible en negro y rojo

Diseño y botones

Salta a la vista nada más verla que la Senseo Original tiene un diseño magnífico. Se nota que Philips es una de las compañías que más cuidan este aspecto, y el resultado es una de las cafeteras más modernas y estilizadas que vas a poder encontrar en el mercado.

Su tamaño, no obstante, es algo grande. Quien busque una cafetera compacta en la Philips Senseo Original no la va a encontrar, pues con unas generosas medidas de 22,9 x 39,5 x 37,5 cm es una máquina a la que hay que buscarle un espacio considerable en la cocina. Por suerte compensa esto con una apariencia estupenda, ya decimos que se siente realmente moderna, pero también muy bien construida, con partes de plástico y metálicas que le otorgan una robustez a prueba de bombas. En este sentido chapeau por Philips, porque la cafetera es magnífica desde un punto de vista estético.

Caja oficial de la Senseo Original

Además de bonita podemos decir que es también funcional, ya que está construida para que sea cómoda de manejar. La bandeja donde se posa la taza debajo de los surtidores es muy grande, probablemente la más amplia en esta gama de cafeteras. Esta bandeja tiene unos resaltes circulares para que la taza se mantenga quieta en plena preparación del café.

En la parte frontal de esta bandeja es donde se encuentran los botones, los tres únicos botones con los que se maneja la cafetera. El botón central, de encendido y apagado, y a sus lados el botón de una taza y el de dos. Los botones se iluminan para señalizar su estado, pero de esto hablaremos más adelante cuando analicemos su funcionamiento.

Por otro lado, una de las características que diferencia a Senseo de la competencia es la posibilidad de preparar dos cafés al mismo tiempo, y es por eso que la Philips Senseo Original tiene un surtidor con dos boquillas. Aquí entra en juego la bandeja posa vasos, que es así de amplia para facilitar la cabida de dos tazas de café debajo del surtidor.

En la parte superior está el compartimento donde se introducen los sobres Senseo. La cabeza de la cafetera tiene una palanca de la cual hay que tirar hacia arriba para abrirlo, y aquí es donde hay que poner una pieza metálica que sirve como soporte para la dosis. En la caja, junto a la cafetera, vienen dos soportes, uno para una sola taza y otro para dos. Y por si te lo estabas preguntando, la Philips Senseo Original no tiene depósito de capsulas, ni siquiera para las usadas.

Para acabar este apartado, hay que hablar del depósito de agua. Su capacidad es de 750 mililitros, y su diseño es también muy curioso. En la parte superior tiene dos pequeños botones que hay que apretar para que el depósito ceda y pueda ser retirado. Por decir algo negativo al respecto, decir que el depósito no puede dejarse de pie en la encimera, por lo que hay que rellenarlo siempre cogiéndolo con la mano.

Funcionamiento

El procedimiento para preparar el café con la Philips Senseo es bastante sencillo.

Depósito de agua de la Senseo Original

Con la máquina enchufada a la corriente, hay que pulsar el botón central de encendido, el cual comenzará a parpadear, aviso de que ha empezado el precalentamiento de la caldera de agua interna, lo que lleva aproximadamente unos 15 segundos. En cuanto deje de parpadear y se quede la luz fija en rojo, ya puedes hacer el café.

Antes de hacerlo, asegúrate que el tanque de agua está lleno. Si lo llenas hasta sus topes, el depósito da para unas 6 tazas, lo cual no es mucho, así que esto es algo a lo que hay que prestar atención más a menudo de lo que uno desearía.

Como ya decíamos, la Philips Senseo Original tiene un surtidor de dos boquillas. Siempre que se hace café, independientemente de si se prepara una taza o si se hacen dos, este sale por las dos boquillas, así que en caso de preparar una sola taza tienes que ponerla bien centrada para que no caiga nada fuera. Y si son dos las tazas que vas a preparar, tendrás que ponerlas muy juntas cada una debajo de su correspondiente boquilla.

Mira la Philips Senseo en funcionamiento en el siguiente vídeo

A la hora de poner la monodosis E.S.E., que es el sistema con el que funciona Senseo, has de asegurarte de usar el soporte para dos o una taza que se introduce en el compartimento de la cápsula. El soporte para dos tazas permite usar dos monodosis, una encima de la otra, mientras que el de una sola taza solo permite montar una, como es lógico.

Algo en lo que has de fijarte siempre es que el saquito de la monodosis quede siempre con el lado más voluminosos hacia abajo. También debes poner la dosis bien en su sitio, haciendo que encaje bien en la junta del soporte, pues de lo contrario te arriesgas a que salga el café muy aguado. Una vez puesto en su sitio, se cierra el cabezal de la cafetera y ya se puede proceder a la elaboración del café.

Philips Senseo: Botones

Los botones de preparación se encargan de todo, ya que tiene un funcionamiento automático. Con cualquiera de ambos botones la Philips Senseo ajusta el nivel de agua adecuado y el tiempo necesario, así que basta con pulsar el botón, esperar unos 20 segundos y la máquina detendrá el flujo automáticamente.

La cafetera necesitará otros 15 segundos para poder volver a usarse. Las dosis deben ser retiradas al cabo de unos segundos, ya que no hay depósito de deshechos como en algunas cafeteras de gama más alta. La máquina consume muy poco, pero igualmente dispone de un mecanismo para que se apague automáticamente a los 60 minutos de inactividad.

Valoración de su café

Cápsulas oficiales de la marca Senseo

Es difícil hablar de la calidad del espresso Senseo, pues entramos en el terreno de lo subjetivo y ahí caben todas las opiniones.

Las dosis Senseo tienen un café con un molido más grueso, por lo que no necesitan someterse a una presión tan alta. Es por esto que la Philips Senseo tiene una bomba de presión de 1 bar, lo cual llama mucho la atención a quienes no están informados al respecto.

También está el hecho que las dosis Senseo tienen la única protección de una tela que entra en contacto directo con el disco de distribución de agua de la máquina, por lo que el proceso es igual de ágil que en otras cafeteras a pesar de la poca presión que ejerce su bomba.

Aún así hay que constatar un hecho: el espresso de Senseo es más ligero y con menos cuerpo que el del resto de cafeteras de cápsulas. Esto es un hecho, y a partir de aquí ya se puede entrar en la discusión acerca de si es un café mejor o peor.

Lo cierto es que está bastante bien: al ser menos concentrado, su sabor es perfecto para quienes les gustan los espressos más suaves. Además, el café sale muy cremoso, y a una temperatura óptima de 80 grados.

Si hablamos del espresso en sí, es bueno pero está lejos de Nespresso, e incluso el espresso de Dolce Gusto está un pelín por encima. No obstante, hay que tener en cuenta que las dosis Senseo salen mucho más baratas, y este es un punto muy a su favor. Además, hay muchas variedades de café y estas pueden encontrarse en cualquier supermercado.

Philips Senseo HD7818/51

Philips Senseo Original: Precio

Con estos cartas puestas encima de la mesa, creo que puede recomendarse la Philips Senseo Original a los cafeteros no muy exigentes que priorizan el ahorro por encima del sabor del café.

La verdad que la máquina es una pasada de bonita, muy estética pero también funcional, rápida, eficiente, y lo más importante es que es bastante barata. Esto, en combinación con lo baratas que son sus cápsulas, hace de su compra una estupenda opción en calidad-precio.

La Philips Senseo está disponible en varios colores. En su versión color negro, tiene un precio de desde . En su edición de color rojo, cuesta , y en color plateado, .

Philips Senseo Original: La cafetera Senseo más barata
4 (80%) 2 votes

Deja una respuesta