Bosch Tassimo Vivy: Cafetera compacta y automática

Bosch Tassimo Vivy: Cafetera compacta y automática
Media de votos

Cafetera Bosch Tassimo Vivy

Tassimo es, seguramente, el sistema de cápsulas de café menos conocido, aunque la popularidad creciente adquirida en los últimos tiempos se debe sin duda a la Tassimo Vivy, una máquina más que interesante fabricada por Bosch.

Los principales puntos fuertes de esta cafetera residen en su tamaño, muy compacto, y en la preparación del café, con un novedoso sistema, totalmente automático, denominado Intellibrew.

Como es habitual, vamos a darle un repaso a sus principales características y luego entraremos a ellas en detalle.

Especificaciones

  • Potencia de 1300 vatios
  • Bomba de presión de 3,3 bares
  • Depósito de agua de 0,7 L
  • Sistema Intellibrew para prepación automática del café
  • Sistema multibebida: solo bebidas calientes
  • Dimensiones: 29,8 x 16,9 x 24,9 cm
  • Peso: 2,4 Kg
  • Disponible en color negro, rojo, azul, blanco, fucsia y amarillo

Diseño y botones

La Bosch Tassimo Vivy pertenece al grupo de las cafeteras de cápsulas de tamaño reducido, pensadas para ser colocadas en cualquier cocina. La Tassimo Vivy cumple con este precepto, al tener unas medidas de tan solo 17 cm de ancho y 29 cm de profundidad. La máquina es más pequeña aún de lo que parece en las fotos promocionales, y este es sin duda alguna uno de sus puntos fuertes.

Vista delantera de la Bosch Tassimo Vivy

Obviamente, el reducido precio que tiene esta máquina conlleva algunos compromisos. Para empezar, el diseño no es de los más bonitos que hemos visto, y la verdad es que la cafetera se siente demasiado “plasticosa”, con un acabado brillante no demasiado inspirador.

La Tassimo Vivy tiene una bandeja de goteo regulable en dos niveles, dependiendo de si usamos tazas grandes o pequeñas. Esta bandeja tiene un diámetro bastante amplio para dar cabida a todo tipo de tazas, y si fuese necesario también puede extraerse del todo. Además, puede meterse en el lavavajillas.

Luego tenemos el tanque de agua, con capacidad para 0,7 litros, el equivalente a unas 5 tazas con las cápsulas T-Disc de Tassimo. Eso sí, el diseño de este depósito tiene la ventaja de poder rellenarlo directamente desde el lateral sin necesidad de extraerlo del todo, con el plus de comodidad que ello comporta.

El compartimento de la cápsula es similar al de otras cafeteras Dolce Gusto o Senseo, debiendo hacer palanca hacia arriba con la tapa superior para liberar la bandeja donde se pone la cápsula. Como te puedes imaginar por el tamaño tan pequeño que tiene, la Tassimo Vivy no cuenta con reserva ni depósito para cápsulas.

Junto al surtidor están tres indicativos LED: uno para la elaboración del café, otro para el sistema de limpieza y otro para avisar cuando la máquina se tiene que descalcificar. Al lado de estos indicativos está el botón central de la máquina, el que utilizaremos para todas las operaciones, tanto las de la preparación del café como su limpieza con la cápsula de mantenimiento.

¿Cápsula de mantenimiento? En efecto, la Tassimo Vivy viene acompañada de una cápsula “vacía” cuyo objetivo es una limpieza automatizada del circuito de agua interno. Para mayor comodidad y conveniencia, esta cápsula de mantenimiento se puede guardar en un pequeño compartimento ubicado debajo del depósito de agua.

Funcionamiento con Intellibrew

Es el principal reclamo publicitario de la Tassimo Vivy: poner la cápsula, apretar un botón y el café se prepara solo. Lo cierto es que este sistema, patentado por Bosch y llamado Intellibrew, está muy cerca de ser perfecto.

Este sistema funciona con un pequeño lector de código de barras. Cada una de las cápsulas Tassimo lleva un código de barras, y el lector de la máquina tiene capacidad para escanearlo, y de esta manera es como ajusta el nivel de agua, temperatura y tiempos necesarios.

El sistema Intellibrew permite alcanzar la calidad óptima en las bebidas

Así pues, basta con encender la cafetera accionando el interruptor de uno de los laterales, abrir el compartimento superior e introducir la cápsula con el lado del dibujo hacia abajo, cerrar el compartimento y pulsar el botón central, ubicado junto al surtidor. El proceso de elaboración tarda aproximadamente un minuto, que es lo que tarda la Tassimo Vivy en escanear el código de barras y preparar la bebida en cuestión.

Este sistema es bastante eficaz, y nos ayuda a preparar las bebidas con su punto óptimo de agua e intensidad. No obstante, hay algunos problemas con el escaner, el cual hay que ir limpiando con un paño con cierta frecuencia. El vapor y las posibles gotas que caigan en él hacen que, de no mantenerlo limpio, pierda eficacia con el tiempo.

Puedes ver la Tassimo Vivy en funcionamiento en el siguiente vídeo

Esto es un pequeñísimo inconveniente que se ve compensado por otras dos funciones de esta cafetera, como su sistema de limpieza, también automático. Básicamente consiste en introducir la cápsula de mantenimiento que viene con la Vivy; cuando la máquina escanea su código y detecta que es la cápsula de mantenimiento, hace correr el agua del tanque para limpiar el circuito interno de la máquina. Por si fuera poco, la Tassimo Vivy tiene aviso de descalcificación, mostrando una señal de color rojo en el tercero de los indicadores LED cuando detecte que el circuito interno está obstruido por la cal.

Bosch Tassimo Vivy: Calidad del café, palabras finales

El café que consigue la Tassimo Vivy con las cápsulas T-Disc es bastante bueno. Aún trabajando con una bomba de presión muy inferior a las Nespresso y Dolce Gusto (3,3 bares por los 15 o los 19 bares de las dos últimas) el café Tassimo, en sus distintas variedades, es bastante bueno.

Sin duda, su calidad es equiparable a toda la gama de bebidas calientes de Dolce Gusto. Quizás el espresso de Dolce Gusto es un pelín superior, con más cuerpo y más intenso (con toda seguridad debido a la mayor presión de estas), pero en cambio el cappuccino de Tassimo sabe un poco mejor.

Por otro lado, la Tassimo Vivy es incapaz de preparar bebidas frías, aunque es esto es un defecto achacable a toda la gama de cafeteras Tassimo. Esto se ha intentado corregir en parte con los discos iced T Disc, que se ponen entre la cápsula original y el lector de la máquina, y que en teoría sirve para elaborar variedades de café con hielo y té helado. Aunque la idea es buena, el resultado dista de ser perfecto, quedando muy lejos de la facilidad que tiene Dolce Gusto para elaborar bebidas frías usando simplemente una palanca.

Pero si hablamos de la cafetera en sí, estamos ante un producto atractivo, con un tamaño ideal para cocinas pequeñas o para quienes no quieran meter un trasto enorme en la cocina, y la verdad que el funcionamiento del sistema Intellibrew, aunque algo más lento que el de otras cafeteras monodosis, es altamente efectivo y está entre los más fáciles de utilizar.

Bosch Tassimo Vivy: Conclusiones

Bosch ha diseñado la Tassimo Vivy en varios colores: negro, rojo, azul, blanco, fucsia y amarillo. Los precios varían dependiendo del color, y como último apunte negativo, mencionar que no se incluye en ninguna de ellas ningún pack de bienvenida con cápsulas de degustación.

Deja una respuesta